Haga frente a los puntos débiles de la red Wi-Fi con una red Wi-Fi en malla que cubre todos los rincones con itinerancia continua, enrutamiento adaptativo y capacidad de autorreparación. Se acabó la búsqueda de una conexión estable, ya sea en el sótano, el garaje o el patio.